Lesiones pruriginosas con varias etiologías posibles, como alergia alimentaria, dermatitis atópica, picaduras de insectos.

El tratamiento se basa en tratamiento y prevención de pulgas (espinosad en nuestro caso) , esteroides para controlar el prurito y dieta de exclusión cuando las lesiones se concentran en la zona facial.

A largo plazo realizamos en estos casos control con ciclosporina ya que se trataba de dermatitis atópica, junto con dieta hipoalergénica o novel, baños si es posible, con champú adecuado para gatos atópicos y prevención de parásitos como pulgas que están implicados muchas veces en las reagudizaciones. Al no haber componente infeccioso no tratamos con antibioterapia sistémica (a diferencia de en perros).

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted