Son tumores que se caracterizan por la presencia de células de aspecto redondeado que no suelen asociarse entre sí, encontrándose de forma separada y aunque pueden parecerse existen diferencias entre ellas. De cualquier modo todas las lesiones sospechosas de ser tumorales deben ser examinadas por el patólogo tras su extirpación quirúrgica completa, siempre que sea posible y exceptuando algunos casos muy concretos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted